Empieza a Vivir sin Varices en las Piernas, aquí te decimos como lograrlo

21 de noviembre de 2015

Prepara 2 Sencillas Cremas Caseras para Aliviar las Várices en las Piernas

Sin duda en el mercado podemos encontrar un sinfin de cremas que prometen darle a nuestras una alivio eficaz y duraderos de las molestas várices. Sin embargo, en ocasiones no obtenemos los resultados deseados o dichas maravillas cósmeticas pueden resultar algo costosas como para comprarlas constantemente. 

En este caso una alternativa a la que puedes echar mano es a preparar tu propias cremas con ingredientes naturales y mucho más económicos. Si esto interesa entonces te invito a probar estas dos recetas que te ayudarán a darle un relajante alivio a tus piernas mientras desinflamas las venas varicosas. 

Cremas Naturales para las Varices

Aprende a preparar 2 cremas naturales para las várices en las piernas fácilmente


Crema de Caléndula para las Várices

La Caléndula, también conocida como maravilla o flor de muerto (calendula officinalis) es una planta que se caracteriza por sus flores anaranjadas. Sus pétalos, además de conservar un paisaje colorido durante prácticamente todo el año, tiene grandes propiedades medicinales utilizándose popularmente para el control del sangrado así como para desinflamar y reparar tejidos. 

Esto la convierte en una de las mejores hierbas para aliviar el dolor e hinchazón de las venas varicosas. (Tiene casi las mismas propiedades que la Centella Asiática, una hierba reconocida como uno de los remedios naturales más efectivos para las várices)

Para preparar esta crema especial para las várices solo necesitas:
  • 2 flores completas de caléndula (con pétalos, hojas y tallo)
  • 500 gr. de Manteca de Karité
Primero parte las flores en trozos muy finos y pon a calentar la manteca por 10 minutos. Vierte los trozos de caléndula y revuelve perfectamente hasta que quede completamente cubierta de manteca. Retira del fuego, cubre la olla y déjala reposar por 24 horas.

Al día siguiente vuelve a calentar la mezcla hasta que adquiera una consistencia líquida. Cuélala y vierte en un frasco para que la guardes. Al enfriarse adquirirá una consistencia pastosa, así como una pomada.

Crema Casera para las Varices

Crema de Hamamelis y Castaño de Indias para las Várices

El Hamamelis o Escoba de Bruja (hammamelis virginiana) es una especie de árbol pequeño o arbusto de origen canadiense y del norte de Estados Unidos con flores amarillas-anaranjadas que salen particularmente en diciembre. Al igual que la caléndula, tiene una alta carga de taninos y flavonoides que le confieren propiedades astringentes, antiinflamatorias, hemostáticas y antisépticas.

Por tanto, su uso es muy popular para el tratamiento de heridas y es un ingrediente activo común de diversas pomadas para el tratamiento de hemorroides y várices incluso cuando estás llegan a reventar.

Para la preparación de la crema también aprovecharemos las propiedades anti-varicosas del castaño de indias (Ve aquí cómo preparar una infusión de esta hierba que puedes tomar para las várices) y otros ingredientes para potenciar el efecto relajante y de alivio en tus piernas.

¿Qué ingredientes necesitas?
  • 100 ml de extracto acuoso de hamamelis
  • 100 ml de extracto acuoso de castaños de indias
  • 3 gotas de aceite de manzanilla
  • 3 gotas de aceite de semillas de zanahoria
  • 3 gotas de aceite de lavanda.
  • 100 gr. de miel pura de abeja.
Coloca la miel con los aceites a baño María y comienza a mezclar. Una vez que se encuentren perfectamente mezclados añade los extractos de hamamelis y castaño de indias. Revuelve hasta que todos los ingredientes queden integrados por completo.

Mientras aún la sustancia es líquida aprovecha para verterla en un frasco donde puedas almacenarla para tenerla a tu disposición. Deja enfriar antes de usarla.

¿Cómo utilizar estás cremas para combatir las várices?

Lo recomendable es utilizar cualquiera de las dos cremas de 2 a 3 veces al día o cuando quiras darle relajación y alivio a tus piernas. Para aplicarla hazlo con una masaje suave y ascendente para desinflamar las várices ya que así ayudas a liberar la sangre estancada en la vena.

Si no tienes tienes tiempo para preparar estas cremas otra forma más sencilla de usar la caléndula es tomar solo sus pétalos y molerlos hasta formar una especie de pasta la cual aplicarás directamente sobre las várices antes de irte a acostar para dejarla trabajar durante la noche. Puedes envolverla suavemente con una venda o gasa. También puedes ver otros sencillos remedios caseros para las várices aquí.

Mientras que el extracto de hamamelis también puedes emplearlo directamente sobre las venas varicosas. 

 Y bien ¿Qué te parecieron estas cremas para aliviar tus várices? espero que hayas tomado nota y te animes a probarlas para que puedas disfrutar de sus beneficios.  

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Encontraste lo que buscabas? Deja tu comentario y te responderemos a la brevedad

Síguenos en Google+

Lo Nuevo en tu Correo

© Vive Sin Várices, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena