Empieza a Vivir sin Varices en las Piernas, aquí te decimos como lograrlo

16 de julio de 2015

3 Poderosos Remedios Naturales Para el Tratamiento de las Várices

Nuestro cuerpo tiene una red muy extensa de venas que corren todo el cuerpo transportando nuestra sangre. Ahora ¿Qué sucede cuando la estructura de estas venas se encuentra debilitada u obstruida? Entonces el flujo normal de la sangre se ve interrumpido.

En el caso de la parte baja del cuerpo, desde los pies hasta el vientre, cuando la sangre no tiene la fuerza suficiente para seguir su camino al corazón y existen falla en las válvulas venosas (las evitan que esta regrese) comienza a acumularse y dilatar las paredes de las venas, formando las famosas arañitas o várices.

Y si te preguntas ¿Cómo puedo hacerle para eliminar estás várices de mis piernas, abdomen, inglés o pies? La respuesta sería que necesitas realizar toda una serie de cambios en tus hábitos, como hacer ejercicio, evitar permanecer muchas horas sentada o de pie, consumir alimentos más saludables, etc.

Y también puedes echar mano de algunos remedios hechos con elemntos naturales que pueden ser de gran ayuda para su tratamiento.


Tratamiento para las Varices

3 Remedios Naturales Efectivos Para el Tratamiento de las Várices




1. Centella Asiática para las venas varicosas


La Centella asiática ha sido utilizada por el Ayurveda desde hace mucho tiempo para el tratamiento de varias enfermedades, incluyendo la cicatrización de las heridas. Y en la actualidad esta hierba es muy utilizada en el caso de venas varicosas para reducir la hinchazón, el dolor, la fatiga y sensación de pesadez.

La centella asiática fortalece los tejidos conectivos ayudando a curar y prevenir las várices. El extracto de las hojas de gotu kola (como también se le conoce a esta planta) contienen triterpenos un compuesto que mejora el tono de las venas haciéndolas menos susceptibles a los procesos degenerativos.

Para beber la Centella Asiática puedes prepararte un té añadiendo una cucharadita de sus hojas secas en una taza de agua caliente. Deja reposar por 15 minutos y bebe de 2 a 3 veces al día

2. Las semillas de la uva por las venas varicosas

Cuando como las deliciosas uvas y después tira sus semillas quizá estés cometiendo un gran error ya que podrías estar echando a la basura un valioso remedio natural para las venas varicosas.

Las semillas de uva son una gran fuente de vitamina E y C, flavonoides, ácido linoleico, y antioxidantes complejos como las proantocianidinas oligoméricas (OPC), muy efectivos para deshacerse de las várices. Estos compuestos se encuentran en la piel de la uva pero en muy baja concentración.

Las OPCs fortalecen la estructura del tejido conectivo de los vasos sanguíneos que conduce a reducir la inflamación. Protegen los capilares, venas y arterias de daños por los radicales libres, en conjunto con la función de la vitamina C, que es esencial para la formación de colágeno.

También ayuda a aumentar el tono y la elasticidad de las paredes capilares haciéndolas más resistentes a hemorragias, rupturas e infecciones.

¿Cómo puedes consumir las semillas de la uva para las venas varicosas?

En realidad no existe ningún problema si las masticas directamente a excepción de su sabor amargo que quizá no resulta de tu total agrado. Por tanto, puedes optar por triturarlas hasta convertirlas en polvo y añadirlo a jugos.

Asimismo es posible encontrar fácilmente suplementos de semillas de uva en forma de cápsulas, tabletas o extracto líquido. Si eliges esta opción busca aquellas que afirmen contener al menos un 95% de OPC.

Una dosis de 150 mg al día (que puede ser dividido en 50 mg 3 veces al día) te ayudará a reducir el dolor, ardor, hormigueo e hinchazón de las venas varicosas.

Además de esto, si no te gusta la idea de consumir semillas de uva o para reforzar su efecto también puedes encontrar aceites de semillas de uva para dar masaje en tus piernas y pies.

Un masaje para las varices con aceite de semilla de uva también te ayudará a desinflamar las venas, fortalecer los vasos sanguíneos y mejorar la circulación sanguínea. Y como un tip extra, puedes aprovechar otros aceites esenciales para hacer un especial y más poderoso solo necesitas:
  • 3 cucharaditas de aceite de semilla de uva
  • 3 cucharaditas de aceite de Jojoba
  • 8 gotas de aceite de menta o geranio
Mezcla todos los aceites y toma una parte en las palmas de tus manos frotándolas para que se caliente. Ahora masajea suavemente tus piernas, los tobillos o cualquiera área donde se encuentren las arañitas o venas varicosas. Hazlo con movimientos ascendentes, desde los pies hasta la parte superior de las piernas. 
tratamiento natural para las varices

3. Aceite de ajo para eliminar las várices.

El ajo es un alimento muy común en muchas cocinas que se caracteriza por ser un potente antioxidante y que puede ayudar a optimizar la circulación sanguínea y proteger los vasos sanguíneos si lo incluyes de forma regular en tu dieta.

Sin embargo, para muchas personas quizá su sabor no sea tan agradable o sólo les gusta incluirlo en ciertas ocasiones. Por tanto, utilizar aceite de ajo puede ser una excelente opción para elaborar un gran remedio para las varices totalmente casero.

¿Cómo preparar el aceite de ajo para combatir las várices?

Sólo necesitas:
  • 350 gr. de ajo limpio y finamente picado.
  • 1 litro de aciete vegetal sin refinar, de preferencia de oliva extra virgen.
Coloca en un frasco con el litro de aceite y vierte en el el ajo. Cierra perfectamente el frasco y déjalo en un lugar fresco y obscuro a temperatura ambiente por un período de dos semanas. Todos los días debes agitar el contenido.

Utiliza este aceite de ajo para frotar suavemente en las venas varicosas durante 10 minutos con movimientos ascendentes y después envuelve la zona con una venda sin ejercer mucha presión y deja actuar durante la noche. Al día siguiente lava normalmente.

¿Qué te parecieron estos remedios naturales para combatir las várices?
Realmente son muy fáciles de conseguir y no se necesita mucho esfuerzo de tu parte para prepararlos. Combínalos con un buen tratamiento con dieta y ejercicio y podrás olvidarte de las molestias que causas las venas varicosas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Encontraste lo que buscabas? Deja tu comentario y te responderemos a la brevedad

Síguenos en Google+

Lo Nuevo en tu Correo

© Vive Sin Várices, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena