Empieza a Vivir sin Varices en las Piernas, aquí te decimos como lograrlo

13 de noviembre de 2014

Todo Sobre La Insuficiencia Venosa

El término "insuficiencia venosa" se refiere a un estado patológico provocado por el difícil retorno de la sangre venosa al corazón. La insuficiencia venosa provoca un aumento de presión en los capilares de las extremidades inferiores, con la consiguiente formación de edemas, hipoxia y lactato (presencia excesiva de ácido láctico en la sangre.).

Cuando no se trata o se descuida, la enfermedad puede progresar a un síndrome caracterizado por dolor progresivo, hinchazón, cambios en la piel, y, en casos severos, en varicoflebitis (formación de un coágulo de dentro de las venas varicosas secundarias). A continuación aprende todo sobre está condición



Todo sobre la Insuficiencia Venosa

La insuficiencia venosa es una enfermedad especialmente frecuente en los países occidentales e industrializados, mientras que en las zonas menos desarrolladas, como los países pobres de África y Asia, el fenómeno es mucho menos.

Por lo general, se considera que las mujeres son mucho más afectadas que el sexo masculino. A una edad temprana, la insuficiencia venosa afecta al 10% de los varones y 30% mujeres. Después de los 50 años, el fenómeno vascular se produce en el 20% de los varones y el 50% de las mujeres. Con estos datos se puede inferir que existe cierta relación entre esta y el género y la edad.

Causas y Clasificación de la Insuficiencia Venosa

Dependiendo de la causa subyacente, la insuficiencia venosa se puede clasificar en dos grandes grupos:

Insuficiencia Venosa Orgánica

Causada por cambios patológicos de las venas. Esta categoría incluye:

Dermatitis por estasis: Consiste en una persistente inflamación de la piel de las extremidades inferiores, generada por una estasis vascular. La dermatitis por estasis es una condición típica de los pacientes con mala circulación en las venas de las piernas; el problema aparece con edema crónico, picazón, aparición de moretones y sangrado.

El síndrome de piernas inquietas (SPI): Algunos pacientes con este síndrome desarrollan después insuficiencia venosa.

Trombosis venosa profunda: Es una condición patológica debido a la obstrucción de una vena ocasionada por un trombo (coágulo de sangre). Tal obstrucción de la circulación profunda es responsable, a su vez, de un retorno venoso difícil.

Venas varicosas: Las venas varicosas son la dilatación anormal y permanente de las venas y las arterias, alterando la eficiencia de las válvulas venosas.

Derioro en la capacidad de la válvula: Es la causa más implicada en la insuficiencia venosa de las extremidades inferiores, así como el principal factor de riesgo para una insuficiencia venosa crónica. En condiciones fisiológicas, las válvulas de las venas - colocados en los vasos de gran calibre - impiden el reflujo de la sangre gracias a la ayuda de la gravedad, lo que permite equilibrar la dinámica sanguínea. Además, el papel de las válvulas es esencial para prevenir la acumulación de sangre en ciertas partes. Cuando el sistema se ve alterado en su equilibrio, las válvulas no garantizan la correcta circulación de la sangre, y ésta tiende a acumularse en las venas, creando así las venas varicosas e insuficiencia venosa.

Insuficiencia Venosa Funcional

Es una condición causada por el un exceso de trabajo de las venas que, aunque se encuentren en buen estado, son sometidas a condiciones más allá de su capacidad.

El linfadema: El estancamiento del líquido linfático en diversas partes del cuerpo que caracteriza al linfadema es causado por una disfunción del sistema linfático. Un linfadema requiere un esfuerzo extra de los músculos que mueven la sangre a través de las venas, lo que puede suscitarse una insuficiencia venosa.

Reducción de la movilidad de las extremidades: Esto es típico de los que permanecen en una posición estática durante un tiempo prolongado (ya sea de pie o sentados). Incluso las anomalías posturales (pies planos, morfología anormal de la columna vertebral, etc.). Interfieren en el trabajo correcto de las venas, lo que puede conducir a la insuficiencia venosa.


Clasificación clínica de la insuficiencia venosa

Clase 0.- No hay signos clínicos visibles o palpables de enfermedad venosa
Clase 1.- La presencia de arañas vasculares o venas reticulares
Clase 2.- Presencia de venas varicosas
Clase 3.- Presencia de edema
Clase 4.- De los trastornos tróficos venosos: pigmentación, eczema, hipodermitis
Clase 5.- Como clase 4 con úlceras cicatrizadas
Clase 6.- Como clase 4 con úlceras en la fase activa

¿Cuáles son los Factores de riesgo para la insuficiencia venosa?

Existen algunos factores que pueden hacer más propensas a las personas de padecer insuficiencia venosa, los cuales son:

  • Tomar una postura estática durante un largo tiempo
  • Embarazo
  • Hipertensión
  • Obesidad
  • Puestos de trabajo en posición vertical (que requieren que se quedan parados por mucho tiempo)
  • Predisposición genética
  • Humo de Tabaco
  • Historial de trombosis
  • El género (las mujeres tienen más riesgo que los hombres)
  • Estatura. Las personas altas tienen más riesgo de sufrir insuficiencia venosa.
  • Terapia hormonal de estrógenos o el uso de anticonceptivos orales.
  • La edad. Conforme envejecemos las probabilidades de padecer insuficiencia venosa aumentan.

Síntomas de la Insuficienia Venosa

La gravedad de los síntomas varía de persona a persona dependiendo de la progresión de la insuficiencia venosa. Algunos de los comunes pueden ser: los tobillos hinchados, calambres en las pantorrillas, hinchazón de la extremidad involucrada, flebitis, hormigueo en las piernas, hiperpigmentación de la piel (por ejemplo, tonos púrpuras), engrosamiento de la piel, sensación de pesadez en las piernas, picazón, úlceras, arañitas vasculares.

Como Tratar y Prevenir la Insuficiencia Venosa

El tratamiento y prevención debe ir por dos vertientes: Optimizar la circulación en las piernas y reforzar las paredes vasculares.

Para lo primero hay que realizar ciertos cambios de hábitos como:

Mientras que para reforzar los vasos sanguíneos lo mejor es consumir alimentos con buen contenido de antioxidantes y vitaminas, como pueden ser: las ciruelas, fresas, frambuesas, nueces, semillas, manzanas, vegetales verdes, ajos, etc.


En caso de que la insuficiencia venosa se encuentre muy avanzada quizá sea neesrio intervenir quirúrgiamente o realizar una flebectomia (extirpación de la vena dañada)

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Encontraste lo que buscabas? Deja tu comentario y te responderemos a la brevedad

Síguenos en Google+

Lo Nuevo en tu Correo

© Vive Sin Várices, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena